Posiblemente si, de ser así, entonces te recomendamos continúes leyendo ya que te ofrecemos las mejores recomendaciones para que te prepares paso a paso.

El clima en oportunidades no se presta para que tengamos ganas de salir, sino de quedarnos en casa viendo alguna película o serie. En el caso de que estemos en invierno, entrenar para una maratón no se encuentra entre nuestras prioridades. Pero si ya nos hemos inscrito en uno, entonces va siendo hora de que comencemos a prepararnos.

Lo ideal es estructurar nuestro entrenamiento en bloques de cuatro semanas, pero sin que nuestro plan de trabajo se convierta en algo demasiado rígido. En el caso de que perdamos alguna sesión, no afectará nuestro desempeño el día de carrera. Así mismo, es de gran importancia que siempre que se pueda corramos por el campo, y es que no solo resulta mejor para las rodillas, sino que es mucho más divertido y agradable.

Si estamos en invierno, toma estos consejos

Fuerza y preparación: si nos entrenamos al menos una vez por semana, ello va a mejorar nuestra fuerza, postura y resistencia. Resulta vital que mejoremos nuestra forma física paulatinamente, esto puede ser en el gimnasio, trabajando en casa o haciendo yoga y pilates. En el caso de los ejercicios con pesas estos suelen ser bastante apropiados debido a que ayudan a mejorar la fuerza y el equilibrio, además sirven de entrenamiento pero también funcionan para el cerebro pues este debe controlar el movimiento. Existen diversos ejercicios que son muy recomendables: planchas (planks), planchas laterales, burpees (un gran entrenamiento aeróbico), flexiones, sentadillas, prensas de piernas y split squats (sentadillas con una pierna atrás).

Errores que deben evitarse si eres principiante

Uno de los primeros errores que se cometen es entrenar más de la cuenta. La recomendación es descansar durante muchos días pues, ya que se hace fundamental para lograr prevenir las lesiones. Te sugerimos intentar no correr durante dos días a la semana, pues lo ideal es siempre descansar el día siguiente de haber corrido intensamente. Debemos estar pendiente del número de hidratos de carbono que hemos venido consumiendo en las carreras más largas, y ello se debe a que podemos sentirnos incapaces de lograrlo si no contamos con el suficiente combustible, por ello no debemos olvidar comer y beber, y esto puede hacerse con barras y bebidas energéticas, o bien, otros alimentos. Se estima que debe consumirse un gramo de hidratos de carbono por kg de peso por hora. Lo que se traduce por ejemplo, en que si pesamos 70 kg, deben ser ingeridos al menos 70 gramos de carbohidratos por hora.

Otro aspecto importante que generalmente no es tomado en consideración, son las rozaduras y estás deben ser evitadas para no llegar a la meta sangrando y con zonas de nuestro cuerpo en carne viva. Para ello deben usarse vaselina y bálsamos que puedan prevenirnos de las rozaduras e incluso si es posible, colocar parches para proteger los pezones.