editor

En ello obviamente no cuenta si éstas cuentan con detalles de diseño de Rosa Tous y de la casa mundialmente conocida o quizás su color, pero sí deben ser tomadas en consideración las más recientes recomendaciones pues estas le brindaran un cambio radical a la manera en como hasta ahora se ha ejecutado el running. La idea primordial para esta práctica es tener la posibilidad de que el pie se mueva con libertad sin intentar dirigirlo, para ello se debe utilizar un calzado que pueda fortalecerlo, con el que se reduzca el uso de plantillas, y que sujete de la mejor manera el arco plantar, entre otros. Quizás esta serian las recomendaciones más elementales, pero se pueden tomar otras como por ejemplo:

  • Las experiencias anteriores con los zapatos.
  • Algunos problemas que pueden presentarse en la actualidad con tus zapatos
  • Se requiere de algún tipo de ajuste biomecánico como el tipo de arco, pronación, lesiones ortopédicas, entre otras.
  • Las diversas condiciones ambientales.
  • Y si se usara para entrenamiento o en carreras.

Recomendaciones para encontrar unas zapatillas que se puedan adaptar la las características de tu pie

Se debe ser cuidadoso al momento de seleccionar los zapatos con los que se entrenará, ya que estos deben adaptarse de la mejor manera a la longitud y anchura del pie. Tras lo cual se determina qué forma de zapatilla se requiere, basado en la forma del pie. Ello se puede hacer a través del test húmedo, que se realiza mojando el pie con agua y se coloca el mismo de pie sobre una superficie, en donde pueda quedar marcada la huella de pie.

Arco Normal: Se conoce que es normal si el pie cuenta con un arco que deja una huella que se asemeja a una llama, en donde se puede observar la parte delantera del pie y el talón que se encuentran conectados por una banda ancha. Cuando se trata de un pié norma, este aterriza con la parte exterior del talón para luego rodar hacia dentro (prona) levemente con el fin de absorber el golpe. Los corredores que presentan un pie normal conjuntamente con un peso normal, se consideran biomecánicamente eficientes. Para ello las zapatillas que contengan estabilizadores serán las más adecuadas, es decir, para un pie normal y un arco normal.

Arco bajo: en el caso de que se trate de un pie plano, es decir, que tiene un arco más bajo por lo que deja una huella casi completa, este indica una sobrepronación razón por la que golpea hacia el exterior del talón y tiende a rodar hacia dentro de forma excesiva. Para ellos las zapatillas que cuentan con motion-control son las que funcionan de mejor manera ya que son perfectas para pies planos o que presenten un arco bajo.

Arco alto: Cuando se trata de un pie con el arco alto, este deja una huella donde se muestra una banda bastante estrecha que se encarga de conectar la punta del pie con el talón. Este se trata de un tipo de pie que prona muy poco por lo que no absorbe correctamente el impacto. Las zapatillas recomendadas son las acolchadas ya que estas han sido diseñadas para un pie rígido y con el arco alto.