editor

Cuando las épocas de frío se acercan es importante poner nuestro grano de arena para ahorrar energía ya que nuestro planeta está en peligro ecológico debido al descontrolado consumo energético, que está dando orígen a un daño irremediable al planeta. El consumo de energía no es infinito ni gratis,  tiene un costo económico y  medioambiental y el consumo masivo en los últimos años ha tenido consecuencias devastadoras como el calentamiento global, la emisión de gases a la atmósfera debido al consumos exacerbado el petróleo y el carbón que producen lluvias ácidas gracias a la contaminación atmosférica.

Quienes corren lo hacen como un estilo de vida y los beneficios que aporta está actividad te ayuda de forma integral, aportando valores como la solidaridad, compañerismo, el esfuerzo y autoexigencia. Muchas personas han desarrollado estilos de vidas que son respetuosos con el entorno, mostrándonos una faceta en el comportamiento de la vida diaria y que no hace necesario un cambio drástico en nuestras costumbres para ayudar al planeta,

Entre los aportes que podemos realizar a nuestro planeta, encontramos pequeños gestos que a la larga son de gran ayuda para mitigar todo lo que está ocurriendo. Algunos consejos para ahorrar energía y ser un maratonista sostenible pueden ser: descargar música para correr. Puedes descargar una playlist y salir a correr cuando desees, escuchando música de tu teléfono, evitando consumir los recursos de la nube cada vez que suene tu canción favorita, aunque si lo prefieres puedes correr sin música, concentrándose en los pensamientos y desconectandote de la rutina durante tu carrera.

Si tienes la oportunidad y dependiendo de donde vivas puedes dejar tu auto aparcado, aprovecha está oportunidad y cambia el auto por una bicicleta pedaleando por la ciudad cuando puedas para reducir la contaminación acústica y al mismo tiempo ahorras en mantenimiento y combustible. Andar en bicicleta puede gastar hasta 12 veces menos energía que un auto con más de un tripulante y 50 veces menos que uno ocupado por una persona. Una vez que hayas completado una carrera y compartido la misma en redes sociales, apaga tu consumo fantasma pues al mantener el ordenador y otros aparatos electrónicos en modo stand by se genera 10% del consumo generado en tu hogar.

Muchas veces al llegar de correr llegamos con hambre a casa, debido a la pérdida de calorías durante el ejercicio, y muchas veces nos quedamos mirando la nevera durante largo rato decidiendo que comer. Las neveras son los electrodomésticos que consumen más energía por lo que es recomendable abrirla y cerrarla de forma rápida, para evitar perder el frío y que el motor de la nevera gaste más KW de lo necesario, igualmente se sugiere no meter alimentos calientes.

A la hora de darte una ducha procura que ésta dure entre 5 y 10 minutos, ya que puede significar un gasto de 200 litros de agua, también aprovecha cerrar el grifo mientras te enjabonas o echas el champú. Algunas personas han colocado en sus baños reductores de caudal que te ayudan a ahorrar hasta el 50% del agua utilizada en el día a día, teniendo un impacto positivo en el ambiente y en tu bolsillo.