editor

Los eventos deportivos continúan ganando terreno y popularidad en donde la mayoría de las actividades se desarrollan es gracias a la tecnología, y poder apreciar las nuevas formas para la grabación de los eventos se convierte en algo digno de ser un espectáculo.

Desde hace poco tiempo se han incluido los drones para la grabación de este tipo de eventos, ofreciendo una nueva visión para quienes se encuentran en casa sin importar el deporte, lo que garantiza que se tendrá una experiencia totalmente nueva a lo que se conocía anteriormente. Estos no solo sirven para grabar eventos deportivos, sino que se han convertido en un evento propio.

Las competencias de drones son una tendencia que continúa sumando seguidores alrededor del mundo, los cuales se catalogan en diferentes categorías y niveles que permiten mostrar todas tus habilidades como piloto de estos equipos. Dentro de los modelos más recomendados,  especialmente si recién empiezas en este mundo, se pueden mencionar los Syma 8HX y 8HW, que te ofrecen numerosas características profesionales y por un precio muy competitivo más un funcionamiento bastante fácil que hará de tu práctica algo más sencillo. Gracias a estas naves se tienen perspectivas interesantes sin importar la disciplina.

Dichos equipos se pueden utilizar en eventos de running, donde se hace un seguimiento más detallado de los participantes, así como en otros deportes que permiten a los espectadores recorrer o cubrir las carreras de una forma más personal y diferente, con un éxito que solo va en aumento.

Para obtener el mejor de los resultados a la hora de utilizar los drones especialmente en competencias deportivas, es necesario considerar la autonomía de vuelo del mismo, la ubicación que permite el espacio donde se realiza el evento para estos aparatos, así como se debe estudiar el recorrido, el tiempo del evento, entre otros aspectos que garanticen el mejor de los resultados.

Hasta hace menos de 10 años, para lograr las grabaciones aéreas en los eventos deportivos se necesitaba un helicóptero tripulado por un piloto junto a un camarógrafo quienes lograban algunas escenas aéreas, pero las imágenes eran un poco lejanas y solo se podian realizar si los eventos eran al aire libre. Con los drones se ha visto una transformación bastante importante ya que, aún en espacios reducidos se pueden obtener imágenes de los deportistas más de cerca, mostrando ángulos e imágenes que antes eran muy difícil de obtener.

Por ejemplo, en los partidos de baloncesto o fútbol se cuestionaban las decisiones arbitrales antes, donde no se podía obtener imágenes desde diferentes ángulos que facilitara a la toma de decisiones, lo que se vio mejorado con la entrada de los drones.

Ahora se puede tener una mejor perspectiva para quienes observan los juegos, así como para los mismos árbitros quienes pueden acceder a las grabaciones en diferentes ángulos y alturas que soporten su decisión o ayuden a cambiar de opinión. Algunos especialistas aseguran que los drones se convertirán en los árbitros del futuro, reduciendo en gran parte las decisiones polémicas que vienen de la mano con el factor humano.