editor

Para los running, la comida no solo funciona para saciar el hambre, también es una base crucial que ayuda a mantener en buen estado a sus músculos y su salud en general. “Todos los corredores, sin importar sus años en este ejercicio, necesitan consumir alimentos de calidad, que sean capaces de proporcionar una pequeña chispa para la energía que gastan a diario”- comenta Nancy Clark, quien se desempeña como dietista y es autora del famoso libro “Food Guide for Marathoners”. A continuación te mostramos los alimentos esenciales para un running:  

  1. Pan con mantequilla de maní: Si eres un running matutino, sabes que algunos días se nos hace difícil salir a la carretera con el estómago completamente vacío. En la mañana han pasado muchas horas desde la última comida de la noche anterior, por lo tanto tus reservas de energía han disminuido. Comer un pequeño bocadillo de al menos 100 o 300 calorías antes de la carrera por la mañana, puede ayudarte a dar energía y resistencia en tu jornada deportiva, además este snack es rápido de preparar y fácil de digerir.
  2. Carne magra: La carne funciona como una excelente fuente de proteína, además es rica en hierro, el cual es un elemento sumamente importante para los running, ya que su deficiencia puede producir fatiga y por ende disminuir su rendimiento diario en la pista.  Lo importante a la hora de consumir carnes es su modo de preparación, pues estos suelen ser sumamente grasosos, por ello lo mejor es ingerir la carne cocinada en barbacoa piedra volcánica, pues no es necesario utilizar algún elemento graso para su preparación. Si eres vegetariano o vegano, entonces puedes adquirir excelentes fuentes de hierro en el consumo de habas, guisantes, cereales fortificados con hierro y en general las verduras de hojas verdes.
  3. Bananas/Plátanos/Cambures: Si eres de esas personas que necesitan de un energizante con muchos carbohidratos antes de hacer una carrera, la banana es la mejor elección. Esta fruta es rica en potasio, un compuesto que permite la correcta regulación de la presión arterial, por lo tanto reduce el riesgo de sufrir daños importantes en los tejidos por fallas en la circulación, como por ejemplo un ictus o accidente cerebrovascular (ACV).
  4. Bayas:  Los runnings tienden a sufrir un constante golpeteo en sus piernas, debido a que correr es una actividad de alto impacto. El dolor que se percibe luego de una larga jornada de trote, puede estar provocado por pequeños desgarros en los músculos que están siendo ejercitados. Para estas lesiones es ideal consumir constantemente bayas, debido a que su alto contenido en fibra, vitamina C y potasio, compuestos necesarios para la constante reparación del tejido.
  5. Yogurt bajo en grasa: Al correr tienes la posibilidad de ayudar a mejorar tu densidad ósea, para ello el calcio juega un papel muy importante así que debe ser consumido con frecuencia. Con una taza de yogur al día, obtienes un tercio de la ingesta diaria recomendada de calcio, por lo tanto es el complemento perfecto para tus comidas, además este contiene mucha proteína, lo que es importante para la recuperación del tejido muscular tras un entrenamiento exhaustivo.