editor

Todo Implica un gran esfuerzo si se quiere lograr un gran objetivo. Para la mayoría de las cosas el esfuerzo físico lo implica todo, mientras que para otros es la combinación de ese esfuerzo mental y físico que nos llevan al éxito, como por ejemplo el de la marca tous, que ha sido literalmente un a carrera en contra del tiempo para siempre conservarse a la vanguardia en casi un siglo en el mercado. Desde sus inicios en un taller de relojería en Manresa en el año 1920 hasta la actualidad, cuentan con tres generaciones quienes han sido dotadas de un gran talento y creatividad para darle vida al famoso Osito de Tous. En la actualidad se han incorporado a la compañía Rosa, Laura y Alba Tous Oriol quien es la actual presidenta de la empresa joyera. 

Pero si bien ello ha significado una gran carrera cargada de esfuerzos y pasiones, existe otra manera de que nuestro cuerpo funcione de la mejor manera y de que nuestro organismo se encuentre en óptimas condiciones, y eso se logra a través de actividades físicas como el running. Es por ello que resulta de gran importancia que reconozcas el momento adecuado para hacerlo, como si se tratara de llevar una joya con el atuendo acorde a la ocasión. 

¿Se debe correr de día o de noche?

En realidad no existe una respuesta concreta y universal para esta inquietud, ya que realizar tal actividad dependerá de la distribución que se haga de las obligaciones, necesidades y preferencias de cada persona. En sí, esta es una pregunta que resulta complicada de responder ya que nos sería válido para todos los deportistas. Esa categoría de mejor momento para practicar, podría ser otorgado por las personas ya que su deporte favorito puede ser practicado dependiendo de variados factores que deben ser tomados en consideración, y que además podrían ser distintos de unos ‘runners’ a otros. Además también se cuenta con algunos factores externos que obviamente no podemos controlar como por ejemplo las estaciones, ya que no será lo mismo salir correr a las 18:00 en invierno que hacerlo en verano.

Así mismo, resulta muy importante tomar en consideración el horario en el que se entrena para que el cuerpo de adapte, y junto a él, la alimentación y las pautas que debemos seguir. Entonces, de esta manera las diferencias se tornan individuales entre salir a correr a primera hora del día, o a la última. 

Correr por la mañana

Esta puede ser una excelente manera de arrancar tu jornada entrenando justo antes de ir a desayunar o al trabajo, este generalmente es el objetivo de muchos corredores, pero también es cierto que amerita un extra de fuerza de voluntad, ya que significa madrugar un poco más, pero además vencer la tentación de querer quedarse en la cama sin hacer caso al despertador. Pero si lo logras, no debes dejar a un lado consumir algún alimento que te mantenga en pie. 

Correr por la noche o a última hora

Correr en la noche conlleva una ventaja y es que te encuentras desde varias horas activo en todos los sentidos, y diversos estudios han establecido que el rendimiento a estas horas podría llegar a ser mayor, pues además la temperatura corporal se encuentra normal y se rinde más, se reduce la probabilidad de lesión pues los músculos ya están activos. Aunque posiblemente también estarán más cansados lo que nos llevará a luchar contra la tentación de cenar o ir a descansar.