editor

Posiblemente muchos de nosotros nos encontremos más distraídos viendo las nuevas tendencia de los diseños de Rosa Oriol Tous, que pensando en qué tipo de entrenamiento es beneficioso para nuestra salud, cosa que no debería ser así. En la actualidad se han desarrollado una diversidad de prácticas que fortalecen nuestro cuerpo, nos brindan resistencia y colaboran con el bienestar de nuestras salud, uno de ellos es el running, footing, correr o jogging, que son algunos de los términos con los que se hace referencia a la carrera de forma continua, donde se alternan los pies mientras estos tocan el suelo a una velocidad mayor que el de una caminata. Dicha disciplina puede ser practicada por cualquier persona y al aire libre, pero en los últimos años, el número de personas que ha decidido lanzarse a la aventura se ha incrementado debido a los beneficios físicos y mentales que aporta al organismo.

Beneficios para la salud

Son muchas las ventajas que representa la práctica de esta disciplina ante una vida sedentaria, entre ellas: 

  • La posibilidad de contraer enfermedades disminuye, ya que al correr de manera regular se reduce de forma considerablemente el riesgo a desarrollar hipercolesterolemia, obesidad, hipertensión o diabetes tipo 2. Así mismo,  se disminuye el riesgo de padecer embolias, cáncer de mama u osteoporosis, entre otras patologías. 
  • La salud mejora considerablemente, pues el sistema inmunológico y el sistema cardiovascular, se ven beneficiados, además de la estimulación de la capacidad pulmonar, con lo que se acelera el metabolismo elevando los niveles de colesterol bueno. Se disminuye el riesgo de formación de coágulos de sangre.
  • Fortalece los huesos: El ejercicio de impacto, como el running, ayuda a que los huesos se fortalezcan y se incremente su densidad previniendo la osteoporosis.
  • Colabora en la lucha contra el estrés y la ansiedad: ello se debe a que, al correr se segregan endorfinas que mejoran la actitud mental del corredor y favorecen que el deportista haga frente a problemas como la ansiedad.
  • Se controla el peso: La quema de calorías que se realiza con el running ayuda a que se incremente el gasto calórico del día y además de paso a la pérdida de peso o a su mantenimiento. Si el objetivo es adelgazar, entonces es recomendable combinar el ejercicio con una buena dieta alimentaria.
  • Le da batalla a la celulitis: y es sencillamente porque correr ayuda a disminuir la grasa corporal, incluso la que se acumula generando la celulitis.
  • Tonifica: Con el running no sólo se tonifican y fortalecen las piernas, también los brazos, el abdomen y la espalda.  
  • Ayuda a descansar mejor: El esfuerzo físico que implica la carrera más la actividad del día van a favorecer que por la noche sea más sencillo conciliar el sueño.
  • Favorece a la autoestima: Si este deporte es practicado con frecuencia, marcando objetivos hasta conseguirlos, las mejoras físicas que alcanza el organismo consiguen aumentar la autoestima del corredor.

De manera que, qué mejor opción para tu salud que dar una rápida caminata para solo conseguir beneficios.